Obama sobre la muerte de Ted Kennedy

Obama sobre la muerte de Ted Kennedy

El 25 de agosto de 2009, después de una carrera de 46 años en el Senado, Edward M. Al día siguiente, el presidente Barack Obama honra a "uno de los senadores más importantes de la nación".


Por qué los Kennedy se decantaron por Obama

El candidato presidencial demócrata Barack Obama posa con el senador Ted Kennedy, el lunes 28 de enero de 2007.

Relacionado

Miles de personas habían estado haciendo fila frente al Auditorio Bender de la American University en Washington, D.C., horas antes de la llegada de Barack Obama el lunes por la tarde. La campaña inicialmente había reservado la arena para un mitin, pero la noticia de que obtendría el respaldo de tres miembros del clan Kennedy allí le había dado el aura de un evento histórico.

La escena que recibió al candidato detrás del escenario podría haber sido una reunión de la familia Kennedy. La rama del clan de Ted había llegado primero. El senador estaba allí con su hijo congresista Patrick, la esposa de Ted, Vicki, y el hijo de Vicki, Curran. Luego llegó Caroline con sus tres adolescentes. Las hermanas de Teddy, Eunice Shriver y Jean Kennedy Smith, también se presentaron, junto con una variedad de sus hijos y nietos. A través de las cortinas azules, la multitud atronaba: "Sí. Nosotros. Podemos".

Por un momento, Obama pareció abrumado cuando vio a todos los Kennedy esperándolo. Luego tomó a Caroline en un gran abrazo. "Muchas gracias", susurró. "Estoy tan emocionada."

Mientras se preparaban para subir al escenario para declarar su apoyo a Obama, Caroline y Ted Kennedy discutieron sus decisiones de apoyarlo en entrevistas exclusivas con TIME. Posteriormente, Obama habló sobre lo que significaban los respaldos para él y lo que podrían significar para sus posibilidades de convertirse en presidente.

Senador Edward M. Kennedy

TIME: Todos habían pensado que se esperaría hasta que la carrera demócrata estuviera más asentada después del 5 de febrero para respaldar a un candidato. ¿Por qué decidiste hacerlo ahora?
E.K .: Dije que durante el último año siempre iba a apoyar al candidato que me inspirara. Dije eso en el programa de Stephanopoulos y también en Conoce a la prensa y en varias entrevistas. Y siempre me pareció que al comienzo de esta campaña había varias personas que conocía que tenían cualidades absolutamente maravillosas y eran capaces de inspirar. Y varios de ellos se han retirado. Eso fue hace apenas tres semanas. Entonces, después de ese período de tiempo, continué observando la campaña y se volvió más evidente para mí. Fue una especie de proceso creciente sobre la inevitabilidad de Barack Obama, que atraería a la juventud, que tenía un mensaje de esperanza y que tenía la capacidad de trazar las líneas de edad, entre los jóvenes y los viejos, y entre el este y el oeste y el norte y el sur, entre blanco y negro, heterosexual y gay. Y es un proceso realmente, ¿no?

Y luego llega a la cuestión en particular a tiempo: ¿es & # 91 el momento adecuado & # 93 hoy, o es ayer, o mañana? Así que a mediados de la última semana, ya había tomado una decisión.

¿Cómo se afectaron la decisión de Caroline y la tuya?
E.K .: Bueno, Caroline y yo somos muy cercanos, y ella comenzó este proceso & # 151 ella podría contárselo & # 151 pero realmente lo empezó el verano pasado. Llevó a sus hijos a escuchar a todos los candidatos y fueron muy, muy buenos. Fueron muy considerados al respecto y muy informados al respecto y se preocupan mucho por lo que está sucediendo en el país. Todo lo cual es muy, muy inspirador. Y hablaron conmigo, recuerdo que tuvimos un largo almuerzo en pleno verano. Hablaban de eso en ese momento estaban hablando de Barack Obama.

Pero Caroline normalmente no se ha involucrado en política.
E.K .: Creo que lo que ella escribió en Nueva York Veces La página de opinión Sunday & # 93 es realmente lo que sintió. Ella escribió eso en solo unas horas. Escribe muy rápido, con mucha elocuencia y con cuidado. Me presentó una vez en una convención y escribió la charla en unas tres o cuatro horas, y no tenías que cambiarla ni un poco. Entonces ella escribe lo que piensa, piensa lo que escribe y lo hace de manera muy poderosa, y creo que ese artículo realmente lo establece.

Esto, por supuesto, ha sido visto como una reprimenda en algunos aspectos de los Clinton.
E.K .: Estoy a favor de un candidato, soy de Barack Obama. Tengo un enorme respeto por la senadora Clinton. Tengo un gran respeto por el presidente Clinton. Trabajé con ellos en diferentes temas. También lo he hecho con John Edwards. Trabajé con él en la Declaración de Derechos de los Pacientes. Trabajé en el Comité Judicial & # 91 con él & # 93. Haría campaña de todo corazón si obtienen la nominación. Les indiqué eso. Se trata de a favor de quién estás, no de contra quién estás. Esa es la forma en que lo miré.

También es, en cierto modo, un referéndum sobre el Clintonismo y la década de 1990. ¿No lo es hasta cierto punto?


Muere el hijo mayor del difunto senador Ted Kennedy a los 51 años

Kara Kennedy, la hija mayor del difunto senador Edward Kennedy, murió repentinamente el viernes por la noche en un gimnasio del área de Washington.

El ex representante Patrick Kennedy confirmó la muerte de su hermana de 51 años y agregó que "está con papá".

Kara Kennedy misma había luchado contra el cáncer de pulmón: en 2003, los médicos extirparon un tumor maligno. Patrick Kennedy dijo que a su hermana le encantaba hacer ejercicio, pero que cree que su tratamiento contra el cáncer "le pasó factura y la debilitó físicamente".

"Su corazón se rindió", dijo.

Kara Kennedy era la mayor de tres hermanos. Ella y su hermano Edward Kennedy Jr. ayudaron a dirigir la campaña del Senado de los Estados Unidos de su padre en 1988. La Organización Nacional sobre el Síndrome de Alcoholismo Fetal la incluye como miembro de la junta asesora nacional en su sitio web.

El mismo Edward Kennedy Jr. fue un sobreviviente después de perder una pierna a causa de un cáncer de huesos cuando era niño. Y Patrick Kennedy se sometió a una cirugía en 1988 para extirpar un tumor no canceroso que presionaba contra su columna vertebral.

En 1990, Kara Kennedy se casó con Michael Allen. La pareja tiene dos hijos: Max Greathouse Allen, de 15 años, y su hija, Grace Kennedy Allen, de 16.

'Bebé precioso'
Kara Kennedy nació en 1960 cuando su padre hizo campaña a favor de su hermano, John F. Kennedy, durante las primarias presidenciales.

El difunto senador escribió en sus memorias de 2009, "True Compass", que "nunca había visto un bebé más hermoso, ni había sido más feliz en mi vida".

Le diagnosticaron cáncer de pulmón en 2002 y los médicos le dieron un pronóstico sombrío, escribió su padre. Ella tuvo una operación en 2003 que los médicos dijeron que fue exitosa, y Edward Kennedy acompañó a su hija a tratamientos de quimioterapia.

En el libro, Edward Kennedy recordó su operación, junto con sus agresivos tratamientos de quimioterapia y radiación.

"Kara respondió a mis exhortaciones de tener fe en sí misma", escribió. "Hoy, casi siete años después, mientras escribo esto, Kara es una madre de dos hijos saludable, vibrante y activa que está floreciendo".

En 2009, poco antes de su muerte, Edward Kennedy recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de manos de Barack Obama. Kara Kennedy aceptó el premio en nombre de su padre.

'Parte de algo más grande'
Cinco meses antes de su muerte, Kara Kennedy escribió sobre su padre y el instituto nombrado en su honor en un artículo publicado en The Boston Globe Magazine. Ella describió la Navidad de 1984, cuando su padre insistió en pasar la noche ayudando a los trabajadores humanitarios a alimentar a las personas hambrientas en el desierto de Etiopía. Y de cómo cada verano, Ted Kennedy cargaba a la familia en un Winnebago para viajes por carretera y caminar a través de edificios y campos de batalla históricos.

Ella escribió sobre viajes familiares en el verano cuando el difunto senador guiaba a sus hijos en la exploración de edificios y campos de batalla históricos, viajes que dijo le enseñaron que una persona puede marcar la diferencia.

"Lo que le importaba a mi padre no era la escala de un logro, sino que hicimos nuestra parte para mejorar el mundo", escribió. "Que aprendimos que éramos parte de algo más grande que nosotros".

Kara Kennedy, graduada de la Universidad de Tufts, también trabajó como cineasta y en televisión. Ayudó a producir varios videos para Very Special Arts, una organización fundada por su tía Jean Kennedy Smith. También se desempeñó como miembro de la junta del director emérita del Instituto Edward M. Kennedy y fideicomisaria nacional de la Fundación de la Biblioteca John F. Kennedy y como miembro de la junta asesora nacional de la Organización Nacional sobre el Síndrome de Alcoholismo Fetal.

El New York Times señaló que muchos miembros de su generación de la familia Kennedy han muerto relativamente jóvenes: John F. Kennedy Jr., muerto en un accidente de avión en 1999 Michael L. Kennedy, muerto en un accidente de esquí en 1998 su hermano David, quien murió de una sobredosis de drogas en 1984. El Times también señaló que su padre fue el único de cuatro hermanos que vivió hasta la vejez.

Además de sus hijos, le sobreviven su madre, Joan Kennedy, y sus hermanos menores, Edward Kennedy, Jr. y Patrick Kennedy y sus familias.


Declaración del presidente Obama sobre el fallecimiento de Ted Kennedy

La noticia de la noche a la mañana de que falleció el senador Ted Kennedy de Massachusetts por el Partido Demócrata y # x27, marcó el final de una era en la política estadounidense. Eso es un buen cliché, pero no hay duda de que un enorme cuerpo de logros legislativos: la Ley de Derechos Electorales, el proyecto de ley de inmigración de 1965, el programa SCHIP, la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, incluso George W. Bush & # x27s contencioso No Child La legislación Left Behind: se aprobó gracias al fuerte compromiso de Kennedy con el liberalismo. (Como me recuerda un amigo, también vale la pena señalar su arresto en 1985 por protestar contra el apartheid).

Y es aún más impresionante que el rugiente liberal haya trabajado con tanta frecuencia y haya sido muy apreciado por décadas de legisladores y políticos republicanos. Es una señal de humildad y un compromiso real con los principios, más que con una postura política.

Mi primer encuentro en vivo con el candidato Barack Obama llegó en el momento en que la vieja guardia y el rostro fresco iniciaron su breve pero fuerte alianza. Una multitud heterogénea se había reunido para escuchar a Obama hablar en Washington, DC, pero estaba claro que los miles vinieron no solo para escuchar el discurso del tocón que ya era una vieja noticia para los políticos, sino para ver a Ted Kennedy y a su sobrina Caroline, y su hijo Patrick, los tres servidores públicos juntos y pasando la antorcha al hombre joven, delgado y apuesto que prometió cambiar la autoestima de Estados Unidos.

La analogía real entre Obama y los Kennedy puede ser tensa, a diferencia de, por ejemplo, el vicepresidente, Joe Biden, o el oponente de campaña de Obama, el senador John McCain, el presidente Obama no conocía a Ted Kennedy desde hacía mucho tiempo. Obama vino de la nada (ciertamente no Hyannis), y disfrutó solo de una breve permanencia en el Senado de los Estados Unidos, y se fue después de solo tres años. Kennedy ha estado enfermo y lejos de Washington durante casi todos los días de la presidencia de Obama. Se ha derramado mucha más tinta sobre el fetiche de Obama y Abraham Lincoln.

Sin embargo, el presidente ha invocado y absorbido continuamente el legado de la familia Kennedy, desde las iniciativas educativas bajo JFK que llevaron a Barack Obama Sr. a los Estados Unidos, hasta los rumores de la preferencia de Obama por Caroline para reemplazar a Hillary Clinton en el Senado, hasta la Carta manuscrita que Obama llevó de Ted Kennedy al Papa, hasta el regalo de su perro familiar. ¿Por qué?

Escuche el discurso que pronunció Kennedy en la Convención Nacional Demócrata de 2008, un año antes de su muerte, para conocer el amplio mensaje liberal, la fe generosa en Obama y la reacción salvaje de la multitud hacia ambos. Así como Teddy parecía siempre dispuesto a ungir la historia de Obama como la continuación de su notable tradición familiar, hay una forma en la que Estados Unidos también quería ver un vínculo.

Y, al principio, en el evento de febrero de 2008 en Washington, al hablar sobre los orígenes humildes de JFK y su padre por primera vez en la campaña, Obama pareció ahogarse al darse cuenta de la enormidad del mito que acababa de firmar. lejos.

Obama habló por sí mismo sobre la muerte de Ted Kennedy & # x27s de Martha & # x27s Vineyard el miércoles por la mañana:

Quería decir algunas palabras esta mañana sobre el fallecimiento de un líder extraordinario, el senador Edward Kennedy.

Durante los últimos años, he tenido el honor de llamar a Teddy colega, consejero y amigo. Y aunque sabíamos que este día llegaría desde hace algún tiempo, lo esperábamos con no poca cantidad de temor.

Desde el diagnóstico de Teddy el año pasado, hemos visto el coraje con el que luchó contra su enfermedad. Y aunque estos meses sin duda han sido difíciles para él, también le han permitido escuchar a personas de todos los rincones de nuestra nación y de todo el mundo lo mucho que significaba para todos nosotros. Su lucha nos ha dado la oportunidad que se nos negó cuando nos quitaron a sus hermanos John y Robert: la bendición del tiempo para decir gracias y adiós.

La efusión de amor, gratitud y buenos recuerdos de los que todos hemos sido testigos es un testimonio de la forma en que esta figura singular en la historia de Estados Unidos tocó tantas vidas. Sus ideas e ideales están estampados en decenas de leyes y se reflejan en millones de vidas: en personas mayores que conocen una nueva dignidad, en familias que conocen nuevas oportunidades, en niños que conocen la promesa de la educación y en todos los que pueden perseguir su sueño en un futuro. Estados Unidos que es más igualitario y más justo, incluyéndome a mí.

El nombre de Kennedy es sinónimo de Partido Demócrata. Y, en ocasiones, Ted fue el objetivo de ataques de campaña partidistas. Pero en el Senado de los Estados Unidos, no puedo pensar en nadie que engendrara mayor respeto o afecto por parte de los miembros de ambos lados del pasillo. La seriedad de su propósito fue siempre igualada por la humildad, la calidez y el buen humor. Podía luchar apasionadamente contra otros y hacerlo sin igual en el Senado por las causas que apreciaba, y aún así mantener cálidas amistades a través de las líneas partidarias.

Y esa es una de las razones por las que se convirtió no solo en uno de los más grandes senadores de nuestro tiempo, sino en uno de los estadounidenses más consumados que jamás haya servido a nuestra democracia.

Su extraordinaria vida en esta tierra ha llegado a su fin. Y el bien extraordinario que hizo sigue vivo. Para su familia, fue un tutor. Para América, fue el defensor de un sueño.

Esta mañana hablé con la amada esposa del senador Kennedy y Vicki, quien fue hasta el final una maravillosa fuente de aliento y fortaleza. Nuestros pensamientos y oraciones están con ella, sus hijos Kara, Edward y Patrick, sus hijastros Curran y Caroline, toda la familia Kennedy durante décadas y el valor de su personal, la gente de Massachusetts y todos los estadounidenses que, como nosotros, amaban a Ted Kennedy.


La familia Obama anuncia la muerte del perro de la familia Bo, el "fiel compañero" que pasó dos mandatos en la Casa Blanca

El perro de la familia del ex presidente Barack Obama, Bo, que pasó dos mandatos en la Casa Blanca de Obama, murió de cáncer, anunciaron Barack y Michelle Obama el sábado.

Los Obama publicaron una serie de fotos de Bo en las redes sociales el sábado, rindiendo homenaje al papel que tenía el perro en su familia. En Instagram, la ex primera dama Michelle Obama dijo que tenían que despedirse de su "mejor amigo" después de su batalla contra el cáncer.

Dijo que Bo, quien fue donado a Obama en 2009 por el difunto senador Ted Kennedy, fue adoptado originalmente como compañero de sus hijas. El otro perro de agua portugués de Obama, Sunny, se mudó a la Casa Blanca en 2013.

"En la campaña electoral de 2008, les prometimos a nuestras hijas que obtendríamos un cachorro después de las elecciones", escribió la ex primera dama. "En ese momento, se suponía que Bo era el compañero de las chicas. No teníamos idea de lo mucho que significaría para todos nosotros".

Ella describió la presencia de Bo en sus vidas, y señaló que saludó a sus hijas con un meneo cuando regresaban de la escuela.

"Estuvo allí cuando Barack y yo necesitábamos un descanso, entrando tranquilamente en una de nuestras oficinas como si fuera el dueño del lugar, con una pelota sujeta firmemente entre los dientes", escribió. "Él estaba allí cuando volamos en el Air Force One, cuando decenas de miles acudieron en masa al jardín sur para el rollo de huevos de Pascua, y cuando el Papa vino a visitarnos. Y cuando nuestras vidas se ralentizaron, él también estuvo allí y ayudándonos ver a las chicas irse a la universidad y adaptarse a la vida como nidos vacíos ".

Malia Obama camina con el nuevo perro Bo, seguida por el presidente Barack Obama, Sasha Obama y la primera dama Michelle Obama en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, el martes 14 de abril de 2009 (Foto AP / Charles Dharapak Foto AP / Charles Dharapak

Y cuando la pandemia golpeó, obligando a todos a regresar a casa, la Sra. Obama dijo, "nadie era más feliz que Bo".

Noticias de actualidad

"Toda su gente estaba bajo el mismo techo otra vez y mdash como el día que lo conseguimos. Siempre estaré agradecido de que Bo y las chicas hayan podido pasar tanto tiempo juntos al final".

Obama publicó un tributo similar en sus cuentas de redes sociales, diciendo que, durante más de una década, Bo "fue una presencia constante y gentil en nuestras vidas y mdash feliz de vernos en nuestros días buenos, nuestros días malos y todos los días en Entre."

"Él toleraba todo el alboroto que conllevaba estar en la Casa Blanca, tenía un gran ladrido pero no mordía, le encantaba saltar a la piscina en verano, era imperturbable con los niños, vivía de las sobras alrededor de la mesa y tenía un pelo fantástico. ", Escribió Obama. "Era exactamente lo que necesitábamos y más de lo que esperábamos. Lo extrañaremos muchísimo".

Hoy nuestra familia perdió a un verdadero amigo y fiel compañero. Durante más de una década, Bo fue una presencia constante y gentil en nuestras vidas y estaba feliz de vernos en nuestros días buenos, nuestros días malos y todos los días en el medio. pic.twitter.com/qKMNojiu9V

& mdash Barack Obama (@BarackObama) 8 de mayo de 2021

El día que Bo hizo su debut en la prensa en el Jardín Sur de la Casa Blanca, Obama dijo que Bo tenía "calidad de estrella".

"¿Sabes lo que dicen sobre si quieres un amigo en Washington, conseguir un perro?" Obama bromeó. "Bueno, finalmente voy a tener un amigo."

El presidente Obama y su nuevo perro Bo corren por los pasillos de la Casa Blanca. Foto de la Casa Blanca

Publicado por primera vez el 8 de mayo de 2021/16:54

& copy 2021 CBS Interactive Inc. Todos los derechos reservados.

Li Cohen es un productor de redes sociales y reportero de tendencias para CBS News, que se enfoca en temas de justicia social.


Obama y otros líderes elogian a Ted Kennedy, será enterrado con sus hermanos en Arlington

ACTUALIZAR: La fuente dice que Kennedy será enterrado en Arlington, el presidente Barack Obama y otros hacen declaraciones.

HYANNIS PORT, Mass. - El senador Edward M. Kennedy de Massachusetts, el último hermano sobreviviente de una dinastía política duradera y uno de los senadores más influyentes de la historia, murió en su casa en Cape Cod después de una lucha de un año contra el cáncer cerebral. Tenía 77 años.

En casi 50 años en el Senado, Kennedy, un demócrata liberal, sirvió junto a 10 presidentes, su hermano John Fitzgerald Kennedy entre ellos, compilando una lista impresionante de logros legislativos en atención médica, derechos civiles, educación, inmigración y más.

Hablando brevemente con los periodistas en su casa de vacaciones alquilada en Martha & # x27s Vineyard, Mass., El presidente Barack Obama elogió a Kennedy como uno de los & quot; estadounidenses más consumados & quot de la historia, y un hombre cuyo trabajo en el Congreso ayudó a dar millones de nuevas oportunidades.

"Incluyéndome a mí", agregó el primer presidente negro de la nación.

Una fuente, que habló por motivos de anonimato porque los planes aún estaban en marcha, dijo a The Associated Press que Kennedy, quien murió el martes por la noche, será enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington.

En la llama eterna descansan cuatro miembros de la familia Kennedy, incluida la ex presidenta, Jacqueline Kennedy, su hijo pequeño, Patrick, que murió después de dos días, y un niño que nació muerto.

El ex senador Robert Kennedy F. Kennedy está enterrado a poca distancia.

Kennedy & # x27s solo se postularon para la Casa Blanca terminaron en derrota en 1980, cuando el presidente Jimmy Carter rechazó su desafío para la nominación del partido & # x27s. Más de un cuarto de siglo después, Kennedy entregó al entonces Senador. Barack Obama un respaldo en un punto crítico de la campaña por la nominación presidencial demócrata, comparando explícitamente al joven contendiente con el presidente Kennedy.

Para el público estadounidense, Kennedy era mejor conocido como el último hijo sobreviviente de la familia política más glamorosa de Estados Unidos, figura paterna y, memorablemente, elogista de un clan irlandés-estadounidense plagado una y otra vez por la tragedia. Pero su carrera se vio empañada para siempre por un accidente en Chappaquiddick en 1969, cuando un automóvil que conducía se cayó de un puente y mató a una joven pasajera.

La muerte de Kennedy provocó una avalancha de superlativos de demócratas y republicanos, así como de líderes extranjeros.

El vicepresidente Joe Biden dijo que estaba "verdaderamente, verdaderamente angustiado por su fallecimiento" y dijo que en el Senado, Kennedy había restaurado su "sentido del idealismo".

El senador Orrin Hatch, el republicano conservador de Utah que formó una alianza política con Kennedy en una legislación relacionada con la salud, calificó a Kennedy como un senador estadounidense icónico y más grande que la vida, cuya influencia no puede ser exagerada.

El senador Robert C. Byrd, demócrata por Washington, el senador con más años de servicio, dijo: “Había esperado y rezado para que este día nunca llegara. Mi corazón y mi alma lloran por la pérdida de mi mejor amigo en el Senado, mi querido amigo, Ted Kennedy ''.

Kennedy y la familia # x27s anunciaron su muerte en un breve comunicado emitido el miércoles por la mañana.

"Hemos perdido el centro insustituible de nuestra familia y la luz gozosa en nuestras vidas, pero la inspiración de su fe, optimismo y perseverancia vivirá en nuestros corazones para siempre", decía. "Agradecemos a todos los que le brindaron atención y apoyo durante este último año, y a todos los que estuvieron a su lado durante tantos años en su incansable marcha por el progreso hacia la justicia, la equidad y las oportunidades para todos".

Unas horas más tarde, dos camionetas salieron del famoso complejo Kennedy en Hyannis Port en la oscuridad antes del amanecer. Ambos tenían placas de coche fúnebre, con la palabra & quothearse & quot tachada.

A varios cientos de millas de distancia, pocas banderas a media asta en el Capitolio de los Estados Unidos, y Obama ordenó lo mismo en la Casa Blanca y en todos los edificios federales.

En sus últimos años, Kennedy se cortó un perfil de torso de barril, con una franja de cabello blanco, una voz retumbante y un acento de Boston denso y ampliamente imitado. Combinó los discursos de piso de bombeo de puños con su encanto irlandés bien afilado y formidables habilidades de negociación. Era un liberal apasionado y un pragmático de ojos claros, dispuesto a cruzar el pasillo.

Fue elegido por primera vez para el Senado en 1962, ocupando el escaño que su hermano John había ocupado antes de ganar la Casa Blanca, y sirvió más tiempo que todos los senadores en la historia excepto dos.

Sus propias esperanzas de llegar a la Casa Blanca se vieron dañadas, tal vez condenadas, en 1969 por el escándalo que llegó a conocerse como Chappaquiddick. Buscó la Casa Blanca más de una década después, perdió la nominación demócrata ante Carter y se despidió con una conmovedora despedida que se hizo eco a lo largo de las décadas: `` Para todos aquellos cuyas preocupaciones han sido nuestra preocupación, el trabajo continúa, la causa perdura, la esperanza aún vive y el sueño nunca morirá ''.

Kennedy fue diagnosticado con un tumor cerebral canceroso en mayo de 2008 y se sometió a una cirugía y a un régimen agotador de radiación y quimioterapia.

Hizo un regreso sorpresa al Capitolio el verano pasado para emitir el voto decisivo para los demócratas en Medicare. Se aseguró de estar allí nuevamente en enero pasado para ver a su excolega del Senado tomar posesión como el primer presidente negro de la nación, pero sufrió un ataque en un almuerzo de celebración posterior.

También hizo una aparición sorpresa y contundente en la Convención Nacional Demócrata del verano pasado, donde habló de su propia enfermedad y dijo que el cuidado de la salud era la causa de su vida. Su muerte ocurrió precisamente un año después, casi a la hora.

Estuvo fuera del Senado durante gran parte de este año, dejando a republicanos y demócratas a especular sobre lo que su ausencia significó para el destino de las propuestas de salud de Obama.

Según la ley estatal, el sucesor de Kennedy será elegido por elección especial. En su último acto público conocido, el senador instó a los legisladores del estado de Massachusetts a otorgar al gobernador demócrata Deval Patrick el poder de nombrar un reemplazo interino. Pero eso parece poco probable, a pesar de que Patrick dijo el miércoles en entrevistas de radio que firmaría ese proyecto de ley si llegaba a su escritorio. La vacante deja a los demócratas en Washington con un voto menos durante al menos los próximos meses mientras luchan por aprobar la legislación de salud de Obama.


Obama llama a Kennedy el 'mejor senador estadounidense de nuestro tiempo'

(CNN) - Una muestra de reacciones a la muerte del senador Edward Kennedy, quien murió el martes por la noche a los 77 años:

El senador Harry Reid dice que el "poderoso rugido de Kennedy ahora puede quedarse en silencio, pero su sueño nunca morirá".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama: Durante cinco décadas, prácticamente todas las leyes importantes para promover los derechos civiles, la salud y el bienestar económico del pueblo estadounidense llevaron su nombre y fueron el resultado de sus esfuerzos.

Valoraba sus sabios consejos en el Senado, donde, independientemente del torbellino de acontecimientos, siempre tenía tiempo para un nuevo colega. Apreciaba su confianza y su trascendental apoyo en mi carrera por la presidencia. E incluso mientras libraba una valiente lucha contra una enfermedad mortal, me he beneficiado como presidente de su aliento y sabiduría.

Ha finalizado un capítulo importante de nuestra historia. Nuestro país ha perdido a un gran líder, que recogió la antorcha de sus hermanos caídos y se convirtió en el mayor senador de los Estados Unidos de nuestro tiempo.

Vicepresidente Joe Biden: "Fue contagioso cuando estabas con él. Podían verlo, aquellos de ustedes que lo conocían y aquellos de ustedes que no lo conocían. Se podía ver en la naturaleza de su debate, en la naturaleza de su abrazo, en la naturaleza de cómo todos los días atacaba estos problemas. Y, ya sabes, nunca fue derrotista. Nunca fue mezquino, nunca fue mezquino. Nunca fue pequeño. Y en el proceso de hacerlo, hizo que todas las personas con las que trabajaba fueran más grandes, tanto sus adversarios como sus aliados ''.

Bill Clinton, ex presidente: “El senador Ted Kennedy fue uno de los líderes más influyentes de nuestro tiempo y uno de los más grandes senadores de la historia de Estados Unidos. Su gran corazón, mente aguda y energía ilimitada fueron regalos que dio para hacer de nuestra democracia una unión más perfecta ''.

Jimmy Carter, ex presidente: “El senador Kennedy fue una voz apasionada para los ciudadanos de Massachusetts y un defensor inquebrantable de los millones de menos afortunados de nuestro país. El valor y la dignidad que exhibió en su lucha contra el cáncer fue superado solo por su compromiso y servicio de por vida a su país ''.

Al Gore, ex vicepresidente: `` Era un verdadero gigante. Era un amigo cálido, divertido, considerado y generoso, y era el miembro más eficaz del Senado de los Estados Unidos con el que serví. En el dolor que Tipper y yo compartimos con tantos, sabemos que el legado de su brillante trabajo continuará durante las próximas décadas.

Ted fue un defensor de los estadounidenses que no tenían voz (los enfermos, los discapacitados, los pobres, los desfavorecidos) y no podrían haber tenido mejor amigo en el Senado. Ahora, Ted no querría nada más que sus colegas para continuar el trabajo de su vida y hacer realidad su sueño de atención médica de calidad para todos los estadounidenses ".

El general Colin Powell, retirado, exsecretario de estado: --Conocí muy, muy bien al senador Kennedy. Fue un gran legislador, maravilloso representante de la Commonwealth de Massachusetts y lo consideré un amigo muy cercano. Lo conozco desde hace unos 46 años, si los cuento correctamente, más, más como 47 años, y lo conocí al comienzo de su carrera, cuando salió del Ejército por primera vez y comenzó a postularse para un cargo. . Él era para los desfavorecidos. Estaba a favor de los pobres. Él era para los que no tenían atención médica. Estaba a favor de la reducción y eliminación de las barreras raciales. Y entonces Ted Kennedy fue alguien que se acercó a todos aquellos que aún no se estaban beneficiando del sueño americano. Y creía firmemente que Estados Unidos tenía el potencial de brindar a todos sus ciudadanos la oportunidad de llevar una vida saludable y de buena calidad.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick: Una de las luces más brillantes de la Commonwealth se apagó anoche. Ted Kennedy fue un estadista, hombre de familia y amigo compasivo, eficaz y visionario. Diane y yo fuimos bendecidos por su compañía, apoyo y mucha amabilidad, y lo extrañamos profundamente. Oramos por consuelo para su amada esposa y compañera Vicki y toda su familia ''.

El senador estadounidense John McCain (republicano por Arizona): “Mi amigo, Ted Kennedy, era famoso antes de lograrlo. Pero al final de su vida se había vuelto insustituible en la institución que amaba y en el afecto de sus miembros. Creció a la sombra de sus hermanos, pero encontró la manera de ser útil a su país de una manera que perdurará más que sus logros ''.

El senador estadounidense Robert Byrd (D-West Virginia): & quot; Tenía la esperanza y rezaba para que este día no llegara nunca. Mi corazón y mi alma lloran por la pérdida de mi mejor amigo en el Senado, mi querido amigo, Ted Kennedy ''.

Harry Reid, líder de la mayoría del Senado: “Gracias a Ted Kennedy, más niños pequeños podían permitirse el lujo de estar sanos. Más adultos jóvenes podrían permitirse el lujo de convertirse en estudiantes. Más de nuestros ciudadanos de mayor edad y nuestros ciudadanos más pobres podrían recibir la atención que necesitan para vivir vidas más largas y plenas. Más minorías, mujeres e inmigrantes podrían hacer realidad los derechos que les prometieron nuestros documentos fundacionales. Y más estadounidenses podrían estar orgullosos de su país. El sueño de Ted Kennedy fue aquel por el que lucharon los padres fundadores y por el que sus hermanos buscaron realizarlo. El poderoso rugido del león liberal ahora puede quedarse en silencio, pero su sueño nunca morirá. ''

Nancy Reagan, ex primera dama: “Dadas nuestras diferencias políticas, la gente a veces se sorprende de lo cerca que hemos estado Ronnie y yo de la familia Kennedy. En los últimos años, Ted y yo encontramos un terreno común en la investigación con células madre, y lo consideraba un aliado y un querido amigo. Lo extrañaré ''.

Senador Orrin G. Hatch (R-Utah): “Hoy, Estados Unidos perdió a un gran estadista anciano, un servidor público comprometido y un líder del Senado. Y hoy perdí a un querido amigo. "Ted Kennedy fue un senador estadounidense icónico y más grande que la vida, cuya influencia no puede ser exagerada". Muchos han venido antes, y muchos vendrán después, pero el nombre de Ted Kennedy siempre será recordado como alguien que vivió y respiró el Senado de los Estados Unidos y completó el trabajo dentro de su cámara ''.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara: “Hoy, con el fallecimiento del senador Edward M. Kennedy, el pueblo estadounidense ha perdido a un gran patriota y la familia Kennedy ha perdido a un patriarca querido. Durante toda una vida de liderazgo, la habilidad política y la destreza política del senador Kennedy produjeron una gran cantidad de logros que han mejorado las oportunidades para todos los estadounidenses ''.

No te pierdas

“El senador Kennedy tenía una gran visión para Estados Unidos y una capacidad incomparable para efectuar cambios. Rooted in his deep patriotism, his abiding faith, and his deep concern for the least among us, no one has done more than Senator Kennedy to educate our children, care for our seniors, and ensure equality for all Americans."

U.S. Rep. John Lewis (D-Georgia): "At some of the most tragic and difficult moments in this nation's history, Ted Kennedy gathered his strength and led us toward a more hopeful future. As a nation and as a people, he encouraged us to build upon the inspirational leadership of his two brothers and use it to leave a legacy of social transformation that has left its mark on history."

California Gov. Arnold Schwarzenegger (married to Kennedy's niece Maria Shriver): "Maria and I are immensely saddened by the passing of Uncle Teddy. He was known to the world as the "Lion of the Senate," a champion of social justice, and a political icon. Most importantly, he was the rock of our family: a loving husband, father, brother and uncle. He was a man of great faith and character."

Former President George H.W. Arbusto: Barbara and I were deeply saddened to learn Ted Kennedy lost his valiant battle with cancer. While we didn't see eye-to-eye on many political issues through the years, I always respected his steadfast public service -- so much so, in fact, that I invited him to my library in 2003 to receive the Bush Award for Excellence in Public Service. Ted Kennedy was a seminal figure in the United States Senate -- a leader who answered the call to duty for some 47 years, and whose death closes a remarkable chapter in that body's history.

Cardinal Sean O'Malley, archdiocese of Boston: "For nearly half a century, Senator Kennedy was often a champion for the poor, the less fortunate and those seeking a better life. Across Massachusetts and the nation, his legacy will be carried on through the lives of those he served. We pray for the repose of his soul and that his family finds comfort and consolation in this difficult time."

U.S. Sen. John Kerry, (D-Massachusetts): "He taught us how to fight, how to laugh, how to treat each other, and how to turn idealism into action, and in these last 14 months he taught us much more about how to live life, sailing into the wind one last time. For almost 25 years, I was privileged to serve as his colleague and share his friendship for which I will always be grateful."

Mitt Romney, former governor of Massachusetts: "The last son of Rose Fitzgerald and Joseph Kennedy was granted a much longer life than his brothers, and he filled those years with endeavor and achievement that would have made them proud. In 1994, I joined the long list of those who ran against Ted and came up short. But he was the kind of man you could like even if he was your adversary. I came to admire Ted enormously for his charm and sense of humor -- qualities all the more impressive in a man who had known so much loss and sorrow. I will always remember his great personal kindness, and the fighting spirit he brought to every cause he served and every challenge he faced."

Michael Bloomberg, mayor of New York City: "There will never be another first family of American politics like the Kennedys, and there will never be another United States Senator like Ted Kennedy. Inspired by the noblest of ideals -- a life of service in pursuit of justice, equality, and peace -- Senator Kennedy's compassion and charisma were matched only by his extraordinary legislative accomplishments over five decades."

Former British Prime Minister Tony Blair: Senator Kennedy was a figure who inspired admiration, respect and devotion, not just in America but around the world.

He was a true public servant committed to the values of fairness, justice and opportunity. "I saw his focus and determination first hand in Northern Ireland where his passionate commitment was matched with a practical understanding of what needed to be done to bring about peace and to sustain it. I was delighted he could join us in Belfast the day devolved government was restored.

My thoughts and prayers today are with all his family and friends as they reflect on the loss of a great and good man.

Gordon Brown, British prime minister: "Senator Edward Kennedy will be mourned not just in America, but in every continent. He is admired around the world as the senator of senators. He led the world in championing children's education and health care, and believed that every single child should have the chance to realise their potential to the full. Even facing illness and death, he never stopped fighting for the causes which were his life's work."

Brian Cowen, Irish prime minister: "In this country, Ted Kennedy will be remembered with great affection and enduring respect. Throughout his long and distinguished career in politics, Ted Kennedy has been a great friend of Ireland. He has used his considerable influence in the world's most powerful parliament for the betterment of this island."

Angela Merkel, chancellor of Germany: "For decades Edward Kennedy was a towering figure in U.S. politics. His battle for justice and equality was defined by persistence and resoluteness. In Senator Kennedy both Germany and Europe have lost a great and dear friend."

Ban Ki-moon, United Nations secretary-general: "He was not just a friend to those of power and high position, but even more to those who had neither. He was a voice for those who would otherwise go unheard, a defender of the rights and interests of the defenseless. Those who feel that government can too often be faceless and inhumane did not know Senator Kennedy. He stood for the best in all of us, and he will be missed."

Michelle Bachelet, president of Chile: "He was a great politician who supported Chilean democracy during very difficult times for our country. He raised his voice strongly to denounce the trampling of human rights, asking that democracy be re-established."


Obama "heartbroken" at death of Edward Kennedy

CHILMARK, Massachusetts (Reuters) - President Barack Obama said on Wednesday he was heartbroken by the death of Senator Edward Kennedy, a pillar of the Democratic Party who he praised as an enormous force behind social programs that improved the lives of Americans.

“His ideas and ideals are stamped on scores of laws and reflected on millions of lives . in all who can pursue their dreams in an America that is more equal and more just, including myself,” Obama said of the senator, who was a crucial supporter of his presidential campaign.

Kennedy, who had been battling brain cancer for more than a year, died late on Tuesday at his family compound in Cape Cod town of Hyannis Port.

In January 2008, Kennedy endorsed Obama, who was serving his first term as a senator, for the Democratic presidential nomination. Many saw the endorsement as the passing of the political torch to a new generation.

The Massachusetts senator’s illness had provided time “to say thank you and goodbye” that was denied to his assassinated brothers, President John F. Kennedy, and Robert Kennedy, who was a U.S. senator and attorney general, Obama said in brief remarks outside the compound where is spending his vacation.

Obama was awakened shortly after 2 a.m. (0600 GMT) and told of Kennedy’s death. He spoke with Kennedy’s wife, Victoria, about 25 minutes later. Obama is on vacation on the Massachusetts island of Martha’s Vineyard, just 7 miles off Cape Cod and about 40 miles (65km) from Hyannis Port.

“Michelle and I were heartbroken to learn this morning of the death of our dear friend, Senator Ted Kennedy,” Obama had said in a written statement released overnight.

Healthcare reform has been Obama’s No. 1 domestic policy goal and Kennedy called it “the cause of my life.” The death of Kennedy, one of the most effective lawmakers in U.S. history, leaves a void as Obama and his supporters push for his nearly $1 trillion plan. One of the last conversations between the Obama and Kennedy was on the issue.

“The Kennedy name is synonymous with the Democratic Party, and at times Ted was the target of partisan campaign attacks. But in the United States Senate, I can think of no one who engendered greater respect or affection from members of both sides of the aisle, Obama said.

Obama, who was elected in November and took office in January, had last seen the senator in April at the White House. They also discussed health care on June 2, and they last spoke on July 10, after Obama gave Pope Benedict a letter from Kennedy, whose brother was the only Roman Catholic U.S. president and whose family are perhaps the most prominent Catholics in the United States.

Additional reporting by Patricia Zengerle in Oak Bluffs, Massachusetts Editing by Peter Cooney and Bill Trott


Obama Praises Edward Kennedy, and Mourns the Loss of Collegiality

SOUNDBITE (English): US President Barack Obama: “What more fitting tribute, what better testament to the life of Ted Kennedy than this place that he left for a new generation of Americans. A monument, not to himself, but to what we, the people have the power to do together.” SOUNDBITE (English): US President Barack Obama: “I did not know Ted as long as some of the speakers here today, but he was my friend. I owe him a lot. As far as I could tell, it was never ideology that compelled him, except in so far as his ideology said, ‘you should help people, that you should have a life of purpose. That you should be empathetic, be able to put yourself in somebody elses’ shoes and see through their eyes’.”

BOSTON — President Obama on Monday condemned the demise of bipartisan compromise in American politics that he said had prompted voters to turn away in bitterness and “disgust,” using the dedication of the Edward M. Kennedy Institute to call for a new era of consensus-building.

“We live in a time of such great cynicism about all our institutions, and we are cynical about government and about Washington most of all,” Mr. Obama told about 1,800 people in a speech outside the institute, which was constructed to help repair the reputation of the United States Senate, where Mr. Kennedy represented Massachusetts for 47 years.

“We can fight on almost everything, but we can come together on some things, and those some things can mean everything to a whole lot of people,” Mr. Obama said.

In a 26-minute speech by turns hopeful and mournful that evoked both Mr. Kennedy’s thundering Senate oratories and his sometimes impish antics, Mr. Obama paid tribute to the man often called “the lion of the Senate” while acknowledging how the institution he revered had changed.

“It’s a more diverse, more accurate reflection of America than it used to be, and that is a grand thing, a great achievement, but Ted grieved the loss of camaraderie and collegiality, the face-to-face interaction,” Mr. Obama said. “He regretted the arguments now made to cameras instead of colleagues, directed at a narrow base instead of the body politic as a whole, the outsized influence of money and special interests, and how it all leads more Americans to turn away in disgust and simply choose not to exercise their right to vote.”

The president, who served one term in the Senate — much of it consumed with speculation over whether he would seek the presidency, indirectly acknowledged his own role and that of his generation in the transformation of Congress. He noted that Mr. Kennedy had waited more than a year before delivering his first speech in the Senate’s august well, an exact replica of which is the institute’s most striking feature.

“That’s no longer the custom,” Mr. Obama said, to laughter. (He made his debut on the Senate floor just two days after being sworn in, in January 2005.)

Nor does Mr. Obama’s style or temperament bear much resemblance to that of Mr. Kennedy. Where the president is aloof, disciplined and disdainful of the social aspects of serving in Washington, the senator was warm and often boisterous, and he excelled at the art of feuding by day but socializing by night with political adversaries.

Still, Mr. Obama and Mr. Kennedy forged a bond that helped propel the president to the White House, one that he acknowledged on Monday.

“He was my friend I owe him a lot,” Mr. Obama said.

Mr. Obama routinely went to Mr. Kennedy for Senate advice, including guidance before entering the presidential race in 2008. Mr. Kennedy’s endorsement of Mr. Obama during that year’s Democratic presidential primaries gave Mr. Obama the high-profile stamp of approval of a party symbol at an important moment.

The capstone to their alliance came in 2010 when Mr. Obama signed the Affordable Care Act, legislation that Mr. Kennedy had championed and that his wife, Victoria Reggie Kennedy, noted in introducing the president on Monday was “what Teddy called the cause of his life.”

But Mr. Obama said that while colleagues knew Mr. Kennedy as “somebody who was willing to take half a loaf and endure the anger of his own supporters to get something done,” his brand of political courage was a disappearing trait.

“Fear so permeates our politics, instead of hope,” the president said. “We fight to get these positions, and then don’t want to do anything with them.”

Mr. Obama said he hoped that the institute would inspire people to emulate Mr. Kennedy, and as he briefly toured the Senate replica after his remarks, he told a group of visiting students that he hoped they would learn about democracy there.

The dedication drew a host of prominent figures from both parties, including the former Senate majority leaders Trent Lott, Republican of Mississippi, and Tom Daschle, Democrat of South Dakota, a tribute to Mr. Kennedy’s deep relationships in Congress.

“He was an anchor to many of us in our personal lives, but he was also the anchor in an institution that we revered,” said Vice President Joseph R. Biden Jr., who served for 36 years with Mr. Kennedy. He said the senator “treated me like a little brother.”

Mr. Biden described how Mr. Kennedy acted as his “tutor and my guide” when he arrived in the Senate, squiring him around the gym introducing him to senators who were undressed. “God, was I embarrassed,” Mr. Biden recalled.

The vice president went on to praise Mr. Kennedy for instilling in him the importance of maintaining trust and a personal rapport even with archnemeses such as Southern senators opposed to the Civil Rights Act.

“All politics is personal, and no one, no one in my life understood that better than Ted Kennedy,” Mr. Biden said. “This country hungers for a resurgence of a baseline belief in a system of self-governance admired for its wisdom in the face of passionate differences, and for the ability to compromise seemingly unbridgeable divides with some dignity.”


Obama on Ted Kennedy: 'An important chapter in our history has come to an end'

He is the last of the Kennedy brothers who rode across the national stage to shape American leadership in the 20th century. Now Ted Kennedy is dead, at 77.

Edward Moore Kennedy was the youngest brother of President John F. Kennedy, assassinated in 1963, and New York Sen. Robert F. Kennedy, assassinated in 1968. A fourth brother, Joseph Kennedy Jr., anointed as the family’s chosen envoy to the political world, died during World War II.

They were Joe Kennedy’s sons, tethered to pride in power and money, and they were Rose Kennedy’s sons, brought up to respect church and public service. Ted Kennedy, after a youth of fast cars and carousing.

. became a passionate and serious defender of the have-nots. For his fervent commitment to his brothers' agenda -- civil rights, education and healthcare reform -- they called him The Lion of the Senate.

Early this morning, President Obama issued a statement from Martha's Vineyard, where he and family are vacationing.

Ted Kennedy, along with Caroline Kennedy, daughter of the slain young President Kennedy, passed the mantle of Camelot to the young Obama early in last year's campaign. It was an embrace of memory, a recognition that in the Illinois senator and his stylish wife Michelle there was an echo of the charisma that had come to characterize the Kennedy White House.

Here is the president’s statement, as provided by the White House.

Statement from President Obama:

Michelle and I were heartbroken to learn this morning of the death of our dear friend, Senator Ted Kennedy.

For five decades, virtually every major piece of legislation to advance the civil rights, health and economic well being of the American people bore his name and resulted from his efforts. 

I valued his wise counsel in the Senate, where, regardless of the swirl of events, he always had time for a new colleague.  I cherished his confidence and momentous support in my race for the Presidency.  And even as he waged a valiant struggle with a mortal illness, I've profited as President from his encouragement and wisdom.

An important chapter in our history has come to an end. Our country has lost a great leader, who picked up the torch of his fallen brothers and became the greatest United States Senator of our time.

And the Kennedy family has lost their patriarch, a tower of strength and support through good times and bad.

Our hearts and prayers go out to them today--to his wonderful wife, Vicki, his children Ted Jr., Patrick and Kara, his grandchildren and his extended family.   ###

Photo Credit: Undated file photo of John, Robert and Ted Kennedy / Associated Press