Mixcoatl

Mixcoatl


Contenido

Mixcoatl está representado con una máscara negra sobre los ojos y distintivas "rayas de bastón de caramelo" rojas y blancas pintadas en su cuerpo. Estas características se comparten con Tlahuizcalpanteuctli, el Señor de la Aurora, dios de la estrella de la mañana, así como con Itzpapalotl, diosa de la mortalidad infantil que a veces se decía que era su madre. A diferencia de Tlahuizcalpanteuctli, Mixcoatl generalmente se puede distinguir por su equipo de caza, que incluía un arco y flechas, y una red o canasta para llevar animales muertos.

Mixcoatl fue uno de los cuatro hijos de Tonacatecutli, que significa "Señor del sustento", un dios creador anciano, y Cihuacoatl, una diosa de la fertilidad y patrona de las parteras. A veces, Mixcoatl era adorado como el aspecto "Rojo" del dios Tezcatlipoca, el "Espejo humeante", que era el dios de los hechiceros, gobernantes y guerreros. En una historia, Tezcatlipoca se transformó en Mixcoatl e inventó el simulacro de incendio haciendo girar los cielos alrededor de sus hachas, trayendo fuego a la humanidad. Junto con este simulacro de incendio cósmico, Mixcoatl fue el primero en hacer fuego con pedernal. Estos eventos hicieron de Mixcoatl un dios de la Vía Láctea, junto con la guerra y la caza.

Mixcoatl era padre de 400 hijos, conocidos colectivamente como Centzon Huitznahua, a quienes Huitzilopochtli les comió el corazón. Los Centzon Huitznahua encontraron su desaparición cuando ellos, y su hermana Coyolxauhqui, después de encontrar a su madre Coatlicue embarazada, conspiraron para matarla. Sin embargo, mientras atacaban, ella dio a luz a un Huitzilopochtli completamente formado y armado, quien procedió a matar a sus medio hermanos. Mixcoatl también estaba relacionado con 400 dioses más, el Centzonmimixcoa, a quien, junto con sus 3 hermanos (todos diferentes a los nombrados anteriormente) y su hermana, mató por emboscada. También se pensaba que Mixcoatl era el padre de otra deidad importante, Quetzalcoatl, la serpiente emplumada.

El padre de Quetzalcóatl, Mixcóatl, fue asesinado. Quetzalcóatl fue informado por Cozcaquauhtli de que "los tíos que habían matado a su padre eran Apanecatl, Zolton y Cuilton". [7]

Originalmente el nombre del primer hijo de la pareja creativa es Tlatlauhca o Tlatlauhaqui-Tezcatlipoca, "Espejo rojo humeante". De origen oscuro, este dios es honrado por los tlaxcaltecas y huejocinas con el nombre de Camaxtli (Camaxtle), y aparentemente una deidad de Zapotlán, Xalisco, es ampliamente conocida en casi toda Mesoamérica con el nombre de Xipetotec, 'Nuestro Señor Desollado'. . Su cuerpo está teñido de amarillo por un lado y forrado por el otro, su rostro está tallado, dividido superficialmente en dos partes por una franja estrecha que va desde la frente hasta la mandíbula. Su cabeza lleva una especie de capucha de diferentes colores con borlas que le cuelgan por la espalda. El mito de Tlaxcala que se refiere a Camaxtle, un dios identificado como el mismo Xipe-Totec [8]

Camaxtle comienza una guerra contra los Shires y los derrota. La guerra dura hasta 1 acatl, cuando Camaxtle es derrotado, luego de este fracaso conoce a una de las mujeres creadas por Yayauhqui-Tezcatlipoca, llamada Chimalma, y ​​con ella concibe cinco hijos, uno de los cuales es Ce Acatl Topiltzin Quetzalcoatl, quien gobierna Tula. (Otro mito dice que es Yayauhqui-Tezcatlipoca, el enemigo que en su invocación de Mixcoatl impregna a Chimalma) [8]

Es difícil discernir si Camaxtle es el mismo Tlatlauhqui Tezcatlipoca-Xipetotec o Yayauhqui Tezcatlipoca que cambia su nombre a Mixcoatl o el mismo Huitzilopochtli como lo identifican algunos informantes y autores. Lo cierto es que está relacionado con el fuego y la caza. [8] Después de la destrucción de la tierra por el agua, vino el caos. Todo estaba desolado. La humanidad había muerto y los cielos estaban sobre la tierra. Cuando los dioses vieron que los cielos habían caído, resolvieron llegar al centro de la tierra, abriendo cuatro caminos subterráneos para esto, y entrar en esos caminos para levantarlos. Para premiar tan gran acción, Tonacacihuatl y Tonacatecuhtli hicieron de sus hijos los señores de los cielos y las estrellas, y el camino que recorrieron Tezcatlipoca y Quetzalcoatl estuvo marcado por la Vía Láctea. Y esta gran nebulosa también se llamó Mixcoatl o Iztac-Mixcoatl, 'serpiente nube blanca' [9]

Jerónimo de Mendieta determina que Iztac-Mixcoatl es la personificación de la Vía Láctea, el habitante de Chicomoztoc que los Nahoas llaman 'Serpiente Nube Blanca', ya que tal es la forma de la gran nebulosa en el cielo. E Ilancueye no es más que la personificación de la Tierra.

En Ce Tecpatl, luego de la Creación del Quinto Sol en Teotihuacan, Camaxtle, uno de los cuatro dioses, ascendió al Octavo Cielo y creó cuatro hombres y una mujer para alimentar al Sol Pero apenas formados, cayeron al agua, regresaron. al cielo y no hubo guerra, frustrado por este intento, Camaxtle golpeó con un bastón una roca, y al golpe brotaron 400 chichimecas Mimixcoa [10] que poblaron la tierra antes que los aztecas. Camaxtle pudo hacer penitencia en la roca, sacando sangre con púas, lengua y orejas de maguey, y rezó a los dioses para que los cuatro hombres y una mujer creados en el octavo cielo bajaran a matar a los bárbaros para alimentar al sol. [11]

Los cuatro hombres y una mujer creados en el Octavo Cielo son los cinco Mimixcoa que luego sacrificarían los 400 Mimixcoa, llamados chichimecas u otomíes. [11]

En Ce Tecpatl nacieron los Mimixcoa, su madre Iztac-Chalchiuhtlicue [12] entró en una cueva (Chicomoztoc o Tlalocan) y dio a luz a otros cinco Mimixcoa llamados Cuauhtlicoauh Mixcoatl Cuitlachcihuatl Tlotepe y Apantecuhtli. Después de pasar cuatro días en el agua, las cinco Mimixcoa fueron amamantadas por Mecitli, quien por el texto se identifica con la Diosa de la Tierra (Tlaltecuhtli o Coatlicue). Y enseguida el Sol ordenó los 400 Mimixcoa El Sol Tonatiuh les da flechas y les dice: "Aquí está con lo que me servirán de beber, con lo que me darán de comer, y un escudo. Y las flechas preciosas echadas en camiseta de quetzal". plumas en garza remos plumas en remera plumas de zacuam en tlauhquechol remera plumas y en xiuhtototl remera plumas y también ella, la Tierra (Tlaltecuhtli o Coatlicue), que es tu madre ", pero el Centzon Mimixcoa no hizo su deber, en cambio se emborrachan con vino tzihuactli - un pequeño maguey y tienen sexo con mujeres. E inmediatamente, el Sol también ordena a los cinco que nacieron últimos, inmediatamente les da la flecha de maguey y les da el escudo divino. Los cinco Mimixcoa trepan a un mezquite donde los 400 los descubren, exclaman: "¿Quiénes son estos que son como nosotros?", Luego los cinco se esconden en lugares específicos: Cuauhtlicoauh se refugia en un árbol Mixcoatl en el suelo Tlotepe en el monte Apantecuhtli en el agua y Cuitlachcihuatl en una cancha del juego de pelota Tlachtli. Finalmente, los Centzon Mimixcoa son derrotados por sus cinco hermanos menores, quienes sirvieron al Sol Tonatiuh, le dieron de beber. [11]

Antiguamente en el Norte existía un lugar de origen llamado Chicomoztoc, las siete cuevas. Dentro de estas cavernas vivían los Cuatrocientos Mimixcoa, un turbulento grupo de titanes nacidos de la Diosa de la Tierra (Tlaltecuhtli o Coatlicue). Su padre, el Sol (Tonatiuh) les enseñó el uso de armas para que pudieran cazar y alimentar a sus divinos padres. Pero los Mimixcoa en su arrogancia desafiaron a sus padres, vivieron desenfrenadamente y bebieron un vino madre de cactus. En respuesta a la situación, que se volvió cada vez más insoportable, la Madre Tierra dio a luz a cinco Mimixcoa adicionales que estaban destinados a vengar su padre proporcionó a estos niños nacidos tardíos una experiencia más aguda y mortífera. El líder del grupo es una figura sinóptica y los incluye a todos, de ahí su nombre Mixcoatl. En el mito se dice que Tezcatlipoca se transformó en Mixcóatl en el segundo año después de la gran inundación al final del cuarto eón, cuando el cielo se derrumbó sobre la tierra. Actuando entonces como Mixcoatl, el divino procedió a crear fuego perforando con un palo en una tabla de fuego. Esta fue la primera luz, porque el Quinto Sol aún no se había creado. El mito evidentemente se esfuerza por señalar una relación fundamental entre el dios supremo Tezcatlipoca y Mixcoatl. Camaxtle-Mixcoatl, de hecho, es una réplica perfecta de ese dios del amanecer tanto en sus atavíos tal como se representa en los códices como en su mitología, lo que lo convierte en el padre de Ce Acatl Topiltzin Quetzalcoatl. [13]

Quecholli, el 14 de la veintena, el mes azteca de 20 días (calendario juliano 19 de noviembre, [14] calendario gregoriano 29 de noviembre), estaba dedicado a Mixcóatl. La celebración de este mes consistió en cazar y festejar en el campo. Los cazadores tomarían la forma de Mixcoatl vistiéndose como él, encendiendo un nuevo fuego para asar la presa perseguida. Junto con estas prácticas, un hombre y una mujer serían sacrificados a Mixcóatl en su templo.

En la nomenclatura científica moderna, los nombres Mixcoatl – Camaxtli se han asignado a:


No puedo encontrar ninguna fuente que corrobore la afirmación de que Mixcoatl engendró a Coyolxauhqui o Centzonuitznauna. ¿De dónde viene esta afirmación?

Entiendo que podría haber alguna razón para creer que habría una tensión mitológica entre él y Huitzilopochtli. pero no lo estoy encontrando solo en la literatura. Festina Lente (charla) 13:54, 10 de octubre de 2019 (UTC)

La primera frase comienza, "En la mitología azteca, Mixcoatl (Serpiente Nube) era un dios de la caza, la estrella del norte y la guerra. Él (como otra forma de Tezcatlipoca) inventó el fuego usando los cielos, girando alrededor de sus ejes, como un taladro. . "

¿Cómo se produce un incendio con un taladro? He usado un taladro innumerables veces y nunca he tenido un incendio. Quizás si supiera la historia entendería lo que se quiere decir. No estoy del todo familiarizado con la mitología en cuestión pero eso no debería importar, esta entrada debería ser comprensible para alguien que no sepa nada del tema. Creo que debería reformularse para eliminar la apariencia de un no sequiteur, incluso si es solo algo que no sigue si estás desinformado o denso. Hay un montón de gente densa aquí a la que cuidar. --Qaz

No escribí la oración en cuestión (escribí la parte posterior sobre la legendaria Chichimeca Mixcoatl), sin embargo, sí sé que la forma tradicional de hacer fuego es tomando dos trozos de madera, haciendo un pequeño agujero en uno y haciendo el otros tienen un extremo puntiagudo - el extremo puntiagudo es el "taladro" - y se perfora en el agujero del otro hasta que la fricción provoca un incendio.

Fue este "simulacro de incendio" lo que los aztecas atribuyeron a Mixcóatl por haberlo inventado. ¿Hay alguna forma en que podamos formular la oración en cuestión para hacerla más clara sin tener que entrar en una descripción de cómo hacer fuego?

& gt "Si bien Mixcóatl era parte del panteón azteca, su papel era menos importante que el de Huitzilopochtli, que era su deidad central".

Eso es gracioso porque el dios principal de los mexicas era Huitzilpochtli, mientras que la gente de Texcoco era Tezcatlipoca y el Acolhua era Huehueteotl. Todos estos grupos de personas conforman lo que llamamos "aztecas". Era solo el Mexica cuya deidad central era Huitzilpochtli. De hecho, en el códice Borgia, no hay Coatlicue o Huitzilpochtli, Huit es reemplazado por Mixcoatl. Dudaría en hacer que Mixcoatl suene menos importante de lo que realmente es. Xuchilbara 17:08, 7 de noviembre de 2007 (UTC)

Gran parte del texto tal como está ahora es una paráfrasis bastante cercana (diría, incómoda) de la entrada sobre Mixcoatl en Miller y Taube. Los dioses y símbolos del México antiguo y los mayas (1993, pp.115-116) un hecho que acabo de notar después de comparar los dos. Parece que se expandió esencialmente a partir de esta fuente en esta edición anónima de 2005: hay un par de palabras y cambios de énfasis que son diferentes, pero se deriva inequívocamente y sigue la misma estructura. Si bien Miller & amp Taube es una fuente excelente y generalmente confiable, yo diría que la prosa del artículo necesita una remodelación significativa para evitar la impresión de ser un impulso directo. También sería deseable incorporar otras fuentes de contraste y comparación. Veré si esto no se puede solucionar en el próximo tiempo. --cjllw ʘ HABLAR 04:43, 14 de febrero de 2008 (UTC)


Contenido

Topiltzin Cē Ācatl Quetzalcōatl era el señor de los toltecas y su principal ciudad, Tōllan. [5]

Una versión de la historia es que nació en el siglo X, durante el año y el signo de día "1 Acatl", correlacionado a la fecha 13 de mayo del año 895, [2] supuestamente en lo que hoy es el pueblo de Tepoztlán. Según varias fuentes, tuvo cuatro posibles padres diferentes, el más popular de los cuales es Mixcōatl ("Serpiente Nimbo"), el dios de la guerra, el fuego y la caza, y presumiblemente también un rey tolteca anterior: líderes mesoamericanos y altos cargos. los sacerdotes a veces tomaban los nombres de la deidad que era su patrón. Su madre a veces no tiene nombre, pero Chimalman es la más aceptada.

Existen pocos relatos de la primera infancia de Ce Acatl. Sin embargo, toda la información coincide en que demostró su valía primero como guerrero y luego como sacerdote para la gente de Tollan.

Asumió el señorío sobre los toltecas y emigró a su gente a Tollan. Reinando en paz y prosperidad contribuyó mucho al estilo de vida de los toltecas con ideas básicas como la civilización. En general, sus seguidores lo consideraban un dios en la tierra con poderes similares a los de su tocayo. Según la leyenda, el destino más aceptado del hombre-dios fue que durante el año "1 Acatl" o 947, ya los 53 años emigró a la costa del Golfo de Tlapallan donde tomó una canoa y se quemó. [4]

Disipó las tradiciones del pasado y puso fin a todos los sacrificios humanos durante su reinado. Las traducciones afirman que amaba tanto a su pueblo que insistió en que solo cumplían con los antiguos estándares de los dioses que hizo que los toltecas les ofrecieran serpientes, pájaros y otros animales, pero no humanos, como sacrificios. Para probar su penitencia, para expiar los pecados anteriores de su pueblo y para apaciguar la deuda contraída con los dioses (creada por la falta de tributo de sangre humana), también creó el culto a la serpiente. Este culto insistió en que los practicantes se desangraran para saciar las necesidades del inframundo. También exigió que todos los sacerdotes permanecieran célibes y no permitieran intoxicaciones de ningún tipo (que representan los dos pecados mayores a los que sucumbieron los 400 Mixcohua originales). Estos edictos y su personal pureza de espíritu hicieron que Topiltzin Quetzalcoatl fuera amado por sus vasallos y reverenciado por generaciones. La representación del gobernante sacerdotal se volvió tan importante que los gobernantes posteriores reclamarían descendencia directa de Topiltzin Quetzalcoatl para legitimar sus monarquías.

Una vez que dejó Tollan, el nombre fue utilizado por otras figuras de élite para mantener una línea de sucesión y también fue utilizado por los mexicas para gobernar más fácilmente a los toltecas.

De acuerdo con la Códice florentino, que fue escrito bajo la dirección del misionero franciscano Bernardino de Sahagún, los aztecas tenían la leyenda de que Quetzalcoatl regresaría algún día, y el emperador Moctezuma II confundió a Hernán Cortés con Quetzalcoatl. Otros partidos también han propagado la idea de que los nativos americanos creían que los conquistadores eran dioses: más notablemente los historiadores de la orden franciscana como Fray Geronimo Mendieta (Martínez 1980). Algunos franciscanos de esta época tenían creencias milenarias (Phelan 1956), y la idea de que los nativos tomaran a los conquistadores españoles por dioses era una idea que encajaba bien con esta teología.

Algunos eruditos todavía sostienen la opinión de que la caída del imperio azteca puede atribuirse en parte a la creencia de Moctezuma en que Cortés como el Quetzalcóatl que regresa, pero la mayoría de los eruditos modernos ven el "mito de Quetzalcoatl / Cortés" como uno de los muchos mitos sobre la conquista española que se han levantado en el período temprano posterior a la conquista.

El legado de Topiltzin editar

Los cuentos terminan con Topiltzin viajando por Mesoamérica fundando pequeñas comunidades y dando a todas las características sus respectivos nombres. Los aztecas creían que la búsqueda de Topiltzin de su lugar de descanso sagrado lo llevó finalmente a través del mar hacia el este, de donde juró regresar un día y reclamar Cholula (Chimalpahin, Motolinia, Ixtlilxóchitl, Codice Ríos). Otras fuentes insisten en que Topiltzin Quetzalcoatl no regresaría pero que enviaría representantes para advertir o posiblemente juzgar a los habitantes de la tierra (Las Casas, Mendieta, Veytia). Los gobernantes aztecas utilizaron el mito del gran fundador de Tollan para ayudar a legitimar sus pretensiones de puestos de poder. Afirmaron que, como descendientes directos del Sacerdote-Rey, tenían el derecho y el deber de mantener su lugar hasta el día en que Topiltzin regresara. Los mitos probarían tener un efecto duradero en el imperio azteca. Racionalizaron los sacrificios masivos que ya estaban desestabilizando el imperio cuando llegaron los primeros españoles. Las historias de Topiltzin aceleraron aún más el colapso de la nación azteca por pura coincidencia, tenían un parecido increíble con la llegada de los primeros españoles. Los aztecas pudieron haber creído realmente que estaban viendo el regreso del famoso sacerdote cuando el canoso Hernán Cortés desembarcó en sus costas en 1519. Llegó del otro lado del mar hacia el este, vistiendo una brillante armadura (como suele decirse la deidad Quetzalcóatl). representado) acompañado por cuatro hombres (posiblemente se cree que son los otros cuatro progenitores del pueblo mesoamericano que sobrevivieron a la masacre antes de venir a la tierra o los mensajeros de Topiltzin). La llegada de los españoles aterrorizó a la clase dominante. Temían quedar expuestos como fraudes y, al menos, perder su estatus de gobernante ante Topiltzin. Por el contrario, el pueblo azteca oprimido, sujeto a impuestos y obligado a hacer la guerra a cambio de sacrificios, esperaba que estas llegadas trajeran una nueva era de paz e ilustración (Carrasco 2000: 145-152). En última instancia, los gobernantes aztecas aún perdieron su estatus y el pueblo azteca no se liberó de la opresión.

A medida que los españoles conquistaron Mesoamérica, destruyeron innumerables obras relacionadas con los aztecas y anteriores a ellos. La historia de Topiltzin Quetzalcoatl casi fue destruida cuando los conquistadores obligaron a los pocos rastros que quedaban a esconderse. Sólo hace relativamente poco tiempo se han puesto a disposición traducciones precisas de gran parte de la información sobre Topiltzin. Desafortunadamente, incluso los relatos comparativamente completos son solo una parte de la historia. Gran parte de la información varía de una región a otra y ha cambiado a lo largo del tiempo (como suelen suceder los mitos).

Topiltzin Quetzalcoatl generalmente se ve con un tocado emplumado, un bastón curvo (el chicoacolli) y un escudo con borde de plumas con el emblema ehecacozcatl (joya del viento) en él.

Cinco fuentes principales discuten la historia mítica y el origen de Topiltzin Quetzalcoatl. Si bien las historias proporcionadas por estas fuentes pueden entrar en conflicto un poco, brindan una idea de los diferentes usos del nombre Quetzalcoatl.

Historia de los Mexicanos por sus pinturas Editar

La primera fuente fue producida por un español desconocido que más tarde fue nombrado el Historia de los Mexicanos por sus pinturas. Esta versión fue copiada de un texto prehispánico alrededor de 1531 y posiblemente sea la recreación más antigua de los códices. También se considera la traducción más breve.

En esta versión, se destacan las hazañas del padre de Quetzalcoatl (aquí llamado Ce Acatl), el dios de la guerra Mixcoatl (aquí llamado Camaxtli). Explica cómo Mixcoatl conoce a la madre desconocida, que muere tras dar a luz a Ce Acatl. Una vez que Ce Acatl emerge de la edad adulta, pasa siete años en las montañas ofreciendo penitencia (por sus pecados) a los dioses y realiza un ritual de derramamiento de sangre pidiendo a los dioses que lo conviertan en un gran guerrero; el derramamiento de sangre ritual por parte de los gobernantes fue durante mucho tiempo una característica de las religiones mesoamericanas. Una vez que pasa este tiempo, comienza a hacer la guerra y se convierte en el líder de Tollan y los Toltecas.

Su reinado es pacífico y productivo, con una duración de 42 años. En los últimos cuatro años, el archienemigo conocido de Quetzalcoatl, Tezcatlipoca (aunque no se especifica en esta versión), le dice que debe partir en cuatro años a Tlapallan para morir.

Así, en cuatro años, Quetzacoatl se marcha, pero se lleva consigo a sus adoradores toltecas. Parando en muchos pueblos diferentes en el camino, deja a algunos de su gente atrás en cada uno hasta que llega a Tlapallan donde muere al día siguiente. Algo inusual en esta versión es el epílogo de cómo Tollan no encuentra un líder hasta algunos años después. Posteriormente Tollan es conquistado y todos los toltecas son sacrificados. Como se mencionó anteriormente, esta versión es breve, probablemente debido a la incapacidad de los españoles para traducir completamente el texto o, alternativamente, a la falta de interés en transmitir la historia en su totalidad.

Libro de oro y tesoro indico Editar

Las segundas traducciones fueron escritas por un grupo de frailes franciscanos en 1532 y traducidas del texto original. Se les conoce colectivamente como los Libro de oro y tesoro indico. En la traducción de los frailes, Topiltzin es el hijo de Totepeuh, quien es el líder de Teocolhuacan.

Su cuñado mata a su padre, pero después de construir un templo para su padre, Topiltzin se venga. La migración a Tollan y luego a Tlapallan está involucrada, pero esta vez le dice que vaya por Tezcatlipoca. La razón de esto es porque el Rey no permitiría lo que Tezcatlipoca quería, el sacrificio humano. Así que se va, como en la versión anterior, con su tolteca a cuestas.

Obra de Andre Thevet Editar

Esta tercera traducción, escrita por el cosmógrafo francés André de Thevet, fue traducida de una versión española perdida en el siglo XVI. En esta versión, Quetzalcoatl es hijo de Camaxtli y Chimalman, su madre aún murió después del nacimiento. Esta vez, tiene hermanos que están empeñados en matarlo, pero los elude dos veces. Después de que matan a su padre, él los mata en una serie de historias paralelas. Se convierte en el gobernante, migra a Tollan y se cree que es un dios hechicero que gobernó durante 160 años.

Más tarde, se encuentra con Tezcatlipoca una vez más, que está celoso de la adoración de los toltecas por su dios, por lo que expulsa al dios menor de Tollan. Durante este tiempo, Quetzalcoatl y algunos de su pueblo visitan muchos de los pueblos mencionados, así como otros. En muchos de estos pueblos siguió siendo el dios principal durante siglos.

Existen dos finales: en uno, Tezcatlipoca lo sigue al desierto y el humo que se eleva de su cadáver crea a Venus. En el otro, simplemente huye a Tlapallan una vez más. Esta traducción es probablemente la versión más completa, debido a las ligeras variaciones que no se ven en las demás.

Leyenda de los soles Editar

Un nativo nahua escribió la cuarta traducción, la Leyenda de los soles. Es muy similar a la primera traducción, pero da un relato en profundidad de las aventuras de Mixcoatl, especialmente su encuentro con la madre de Quetzalcoatl. También afirma que Quetzalcoatl es sobrenatural y divino.

Historia general de las cosas de Nueva España Editar

Esta gran traducción final fue realizada por un fraile franciscano que recopiló a partir de informantes nativos un extenso conjunto de textos —conocidos colectivamente como el Códice Florentino— que involucran al panteón mesoamericano. La extensa versión en español, Historia general de las cosas de Nueva España de Fray Bernardino de Sahagún, da una mirada única al estilo de vida de Topiltzin Quetzalcoatl y sus súbditos. La estructura central del cuento es la misma: Quetzalcoatl es un dios-mago que gobierna a Tollan con su conocimiento y sabiduría transmitidos a los toltecas. En esta versión, Tollan se asemeja a una utopía con hermosos edificios y flora donde la gente estaba contenta con todos los aspectos de la vida.

Llega Tezcatlipoca y expulsa a Quetzalcoatl. Quetzalcoatl luego transforma a Tollan en una ciudad normal. A lo largo de sus viajes, Quetzalcoatl y algunos de sus seguidores se involucran en muchas historias antes de llegar a Tlapallan.


Mixcoatl fue uno de los cuatro hijos de Tonacatecuhtli, que significa "Señor de Nuestro Sustento", un dios creador anciano, y Cihuacoatl, una diosa de la fertilidad y patrona de las parteras. A veces, Mixcoatl era adorado como el aspecto "Rojo" del dios Tezcatlipoca, el "Espejo humeante", que era el dios de los hechiceros, gobernantes y guerreros. En una historia, Tezcatlipoca se transformó en Mixcoatl e inventó el simulacro de incendio haciendo girar los cielos alrededor de sus hachas, trayendo fuego a la humanidad. Junto con este simulacro de incendio cósmico, Mixcoatl fue el primero en hacer fuego con pedernal. Estos eventos hicieron de Mixcoatl un dios del fuego, junto con la guerra y la caza.

Mixcoatl era padre de 400 hijos, conocidos colectivamente como Centzon Huitznahua, a quienes Huitzilopochtli les comió el corazón. Los Centzon Huitznahua encontraron su desaparición cuando ellos, y su hermana Coyolxauhqui, después de encontrar a su madre Coatlicue embarazada, conspiraron para matarla. Sin embargo, mientras atacaban, ella dio a luz a un Huitzilopochtli completamente formado y armado, quien procedió a matar a sus medio hermanos. Mixcoatl también estaba relacionado con 400 dioses más, el Centzonmimixcoa, a quien, junto con sus 3 hermanos (todos diferentes a los nombrados anteriormente) y su hermana, mató por emboscada. También se pensaba que Mixcoatl era el padre de otra deidad importante, Quetzalcoatl, la serpiente emplumada.

El padre de Quetzalcóatl, Mixcóatl, fue asesinado. Quetzalcóatl fue informado por Cozcaquauhtli de que "los tíos que habían matado a su padre eran Apanecatl, Zolton y Cuilton". & # 912 & # 93


Mixcoatl - Historia

El orden impuesto por Teotihuacán durante el período Clásico dio paso a la fragmentación del poder entre ciudades-estado como Cholula, Xochicalco y El Tajín. El período Posclásico comenzó alrededor del 900 d.C., en el cual, con la excepción de la metalurgia, fue inferior al período Clásico en los avances intelectuales, artísticos y científicos. Incluso la metalurgia se utilizó principalmente para hacer joyas, sin que se fabricaran herramientas de cultivo de metal ni armas.

En el período posclásico vio el surgimiento de sociedades militaristas dominadas por guerreros que exigían tributos a los estados vasallos. En la religión crecía la importancia de los dioses que exigían 'líquido divino' (sangre humana) para mantener el equilibrio natural y que el sol siguiera brillando.

Las columnas atlantes toltecas del templo de Tlahuizcalpantecuthli (el Señor del amanecer) el techo del templo estaban sostenidas por estas columnas, en el centro ceremonial de Tula. Haga clic aquí para ampliar la imagen.

Cuando Teotihuacan era poderoso, actuó como un amortiguador entre las culturas del Valle de México y los pueblos nómadas del norte. Con su caída, los guerreros nómadas ingresaron a la zona desde el norte. Había muchos grupos en esta zona norte, conocidos colectivamente como Chichimecas 'Pueblo del linaje del perro'. Los más poderosos de estos fueron los toltecas, que probablemente se originaron en el sur de Zacateacas. A principios del siglo X, un gran líder tolteca conocido como Mixcoatl (Serpiente Nube) que conquistó muchos ciudades del valle y estableció su capital en Culhuacan. Mixcoatl fue asesinado por su hermano, quien asumió el control. La esposa embarazada de Mixcóatl huyó al exilio y dio a luz a un hijo llamado Ce Acatl Topiltzin que se convertiría en un héroe importante en el México antiguo. El niño se convirtió en sacerdote de Quetzacoatl y al alcanzar la madurez reunió a su alrededor a los que aún eran leales a su padre y mató a su padre. padre en combate singular y se proclamó gobernante de los toltecas. Hacia el año 968 d.C. trasladó su capital a la frontera y fundó la ciudad de Tula.

Esta se convertiría en la ciudad más importante de México entre la caída de Teotihuacan y el surgimiento de los aztecas Tenochtitlan. Su hegemonía solo duraría 200 años, pero tuvo una profunda influencia en los aztecas, quienes atribuyeron a Ce Acatl Topiltzin todos los beneficios para la humanidad como la agricultura, la escritura y el calendario.

Casco de coyote con cabeza de guerrero, incrustaciones de nácar

Ce Acatl Topiltzin, enfrentó problemas en casa. Su ciudad estaba formada por gente de otros Chichimeca tribus y los sacerdotes de la tradición militante dios supremo de los toltecas Tezcatlipoca (Humo brillante) resintió la ascensión del dios extranjero Quetzacoatl.

Frisos de un jaguar en el Templo de Tlahuizcalpantecuthli (el Señor del amanecer)

De acuerdo con la leyenda, Tezcatlipoca disfrazado, entró en el palacio de Ce Acatl Topiltzin, quien estaba enfermo. Tezcatlipoca , le ofreció la medicina a Ce Acatl Topiltzin, que de hecho era pulque , una bebida alcohólica fuerte hecha con jugo de cactus. Ce Acatl Topiltzin se emborrachó y, a la mañana siguiente, descubrió que se había acostado con su hermana, ambos en contra de los votos de un sacerdote de Quetzacoatl. Se exilió, según la leyenda, cuando partió para el exilio, él y sus seguidores marcaron su camino disparando flechas en árboles jóvenes, creando señales como cruces. Juró que volvería de donde salía el sol y retendría su trono en el año Ce Acatl, que se repitió cíclicamente. Se decía que era de piel clara y barba, una rareza en México. Esta importante leyenda iba a tener consecuencias desastrosas para los aztecas 500 años después, en 1519, año de Ce Acatl, cuando llegaron los españoles.

Con el regreso al poder del militante Tezcatlipoca facción, la importancia de los guerreros y su dios se puede ver en la arquitectura de Tula. Las famosas estatuas altísimas de los toltecas estaban hechas de figuras de guerreros de 18 pies de altura, algunas de las cuales devoran corazones humanos. Quetzacoatl solo exigía sacrificios de mariposas y pequeños animales, Tezcatlipoca exigió sacrificios humanos. Bajo estos guerreros agresivos los toltecas crearon un imperio tan grande como el de Teotihuacan. A finales del siglo XI la sequía y el hambre golpearon y finalmente la gente abandonó Tula. Una vez más el Valle de México quedó indefenso frente a los nómadas del norte.

Nacida de la antigua sociedad tolteca en el valle central de México, esta filosofía avanzada incorpora el conocimiento de la ciencia, el arte y el espíritu para formar un modelo perfecto de trascendencia. Los toltecas creían que los humanos vivimos en un mundo de sueños que puede conducir al amor propio y respetar las claves de la libertad personal.


Mixcoatl

Así como Mixcoatl, el dios azteca enmascarado de la caza, entregó el botín de sus búsquedas celestiales a sus devotos, esta Imperial Stout envejecida en Double Barrel ofrece una generosa recompensa de semillas de vainilla y cacao a los acólitos de la ambiciosa cerveza envejecida en barril.

El alcohol por volumen es una medida estándar de la cantidad de alcohol que contiene un volumen dado de una bebida alcohólica.

El método de referencia estándar es el sistema de color utilizado por los cerveceros para especificar el color final de la cerveza y la malta.

La escala de Unidades Internacionales de Amargura (0-100) es un indicador del amargor de la cerveza.

La gravedad original es una medida del contenido de sólidos originalmente en el mosto, antes de que haya comenzado la fermentación alcohólica para producir la cerveza.

El alcohol por volumen es una medida estándar de la cantidad de alcohol que contiene un volumen dado de una bebida alcohólica.

El método de referencia estándar es el sistema de color utilizado por los cerveceros para especificar el color final de la cerveza y la malta.

La escala de Unidades Internacionales de Amargura (0-100) es un indicador del amargor de la cerveza.

La gravedad original es una medida del contenido de sólidos originalmente en el mosto, antes de que haya comenzado la fermentación alcohólica para producir la cerveza.

Mixcoatl

Mixcoatl : As the god of war and ambush, Mixcoatl is usually portrayed wearing war paint and carrying a bow, arrows, and perhaps a ritual knife. Mixcoatl could also be depicted carrying a basket used for holding game. Mixcoatl is God of h unting, war, and the galaxy.

Originally the Sun and Mother Earth created 400 stars as their offspring, but the stars behaved very badly. The Sun and Mother Earth then created Mixcoatl in the hopes of fixing things, but Mixcoatl killed all his siblings. It's possible that Mixcoatl is based upon an early, legendary warrior or hunter of the Toltecs who died and was then deified.

Aztecs believe that Mixcoatl created fire, using the earth itself as a drill, as well as war.

Family Tree and Relationships of Mixcoatl:


Son of Tonacatecuhtli
Aspect of Tezcatlpoca
Father of Quetzalcoatl
Consort of Coatlicue, fathered her 400 sons who were killed by Huitzilopochtli

Temples, Worship and Rituals of Mixcoatl:


The main festival for Mixcoatl was held in October when hunters would offer up their own blood to him during two days of hunting and feasting. A man and a woman would also be sacrificed to Mixcoatl at his main temple. The woman would be slaughtered like a game animals the man would be killed in the traditional Aztec practice of cutting out his heart, but only after he showed the woman's head to the crowd.

Tlaloc


God of rain, lightning, water, and agriculture. He was seen as both life giving and destructive. He could send the rain and bring life to agriculture or he could withhold the rains or send storms causing havoc. Born during the Creation, the word "tlali" means "earth," and "oc" means "something on the surface."

Legend has it: Tlaloc had four giant jars, one for each direction-North, South, East and West. The jar of the East contained rain, essential for life of the Aztecs and crops. Rain was thought to come when Tlaloc used sticks to smash the rain jars, the sound of thunder was the smashing of the jars. The other jars contained deadly diseases, drought, and frost which were detrimental to the Aztecs and their crops.

Culto: Tlaloc was worshiped in the 1st and 2nd month of the Aztec solar calendar. He was offered flowers most of the time but to appease him sacrificial victims were offered. Children were often offered as their tears were linked to the rain. Corn stalks also represented Tlaloc and were kept in individual homes.

Tezca tlipoca: ‘Smoking Mirror’ Often considered as the supreme god he took on a bewildering array of names and manifestations depending on where and by whom he was worshiped. Invisible and omnipotent, he was known as a Creator god, the god of sustenance, a patron of warriors and as the bringer of both good and evil he was the very embodiment of change through conflict.

Tezcatlipoca was the 10th of the 13 Lords of the Day and associated with the horned owl in the Mesoamerican calendar whilst his nagual or animal spirit was the jaguar. For the Mexica he was associated with day 1: Death and the god was especially worshipped during Tóxcatl, the 6th month of the 18-month solar year with those who did revere the god carrying the epithet titlacauan, meaning ‘we are his slaves’, indicative perhaps that, for good or bad, there was no escaping the attentions and influence of Tezcatlipoca.

Ever-present, the god could intervene directly in human affairs to bring both happiness and sorrow. Tezcatlipoca could take on more sinister connotations when he was known as lord of the shadows or night, a sorcerer of black magic and the bringer of evil, death and destruction as Chalchiuhtecólotl, ‘Precious Owl’ or Chalchiuhtotolin, ‘Precious Turkey’. Also associated with conflict he was known as Yaotl or ‘Enemy’ and was patron of warriors and their training camps (telpochcalli). He was not always protective to soldiers, though, for sometimes he could be found at crossroads at the dead of night, ready to challenge any unsuspecting warriors.

In a similar vein, Tezcatlipoca could represent those other disagreeable elements of the human condition: intense cold, sin and misery when he took on the guise of Itztlacoliuhqui. Finally, in a more positive role, when he was Omácatl, he was seen as the patron of the aristocracy and feasts. In keeping with the god’s complex character of conflicting opposites, though, in this role he could at the same time represent thieves and evil sorcerers.

Legend has it that: Besides the Creation, Tezcatlipoca is involved in many mythical tales and one of the more curious is the arrival of the first dogs. The trouble began with the old couple Tata and Nene, survivors from the flood which had previously destroyed the 4th world. Finally making land they beached their cypress log boat and proceeded to make a fire by rubbing sticks together. Then they decided to cook a fish but the smoke from their fire disturbed the stars, especially Citlallatonac and Citlalicue. These gods complained vociferously to Tezcatlipoca who, perhaps a little harshly, lopped off the heads of the couple and reattached them to their backsides, thus, the very first dogs were created.

Another story explains Tezcatlipoca’s association with music. One day the god instructed a black wind god to go to the sun and fetch some music. The wind god needed help for such a dangerous mission and so he enrolled Tezcatlipoca’s assistants - a turtle, mermaid and a whale - these he put together to make a bridge so that he might cross the ocean. The sun saw the wind god arriving and warned his entourage of musicians not to answer any demands the wind might make, otherwise, they would be sent back to earth with the wind. However, the wind god started singing in such an irresistible manner that one of the musicians felt compelled to answer and so he was punished by the sun and made to return to earth, bringing with him the gift of music. The god’s love of music was also displayed during the ceremony in Tóxcatl where the Tezcatlipoca impersonator broke a flute every step of the pyramid he climbed on his way to being sacrificed.

Huitzilopochtli : ‘Hummingbird of the South’ or ‘Blue Hummingbird on the Left’ was one of the most important deities in the Aztecpantheon and for the Méxica he was the supreme god. He was the god of the sun and war, considered the patron of the Aztec capital Tenochtitlán and associated with gold, warriors and rulers. Su nagualor animal spirit was the eagle.

In Aztec mythology Huitzilopochtli was the son of Omecίhuatl and Ometecuhtli. Huitzilopochtli was also considered the brother of those other great Mesoamerican gods Quetzalcoatl , Tezcatlipoca and Xipe Totec .

Legend Had it that: Huitzilopochtli famously avenged the murder of his mother Coatlίcue (or in some versions actually saved her) when he defeated his siblings the 400 Centzonhuitznahuac and Centzonmimizcoa on Mt. Coatepec, the snake mountain. According to the legend, Coatlίcue, whilst sweeping her temple , tucked some feathers under her breast and with these she became pregnant with Huitzilopochtli. Her children were outraged at this development and attacked Coatlίcue but when they decapitated their mother, Huitzilopochtli sprang from the corpse with all his weapons in hand and lopped off his sister Coyolxauhqui’s head. In some versions of the myth she had been the leader of the revolt, in others, she had been trying to warn Coatlίcue of the plot against her. In any case, Huitzilopochtli dismembered her corpse so that her torso fell to the bottom of the mountain and when he slung the head into the skies it became the moon. Huitzilpochtli then dealt with his other unruly siblings the Centzonhuitznahuac and the Centzonmimizcoa, putting an end to their takeover attempt and dispersing them into the heavens to become the southern and northern constellations respectively.

For the Aztecs the tussle between Coyolxauhqui and Huitzilopochtli was thought to reoccur everyday which explained the daily exchange for control of the sky between the sun and moon. Huitzilopochtli was believed to be accompanied on the first half of his journey across the sky by the spirits of fallen warriors (who would later return to earth as hummingbirds). From noon the god was then accompanied by the Cihuateteo, the spirits of women who had died during childbirth. When night fell Huitzilopochtli moved through the Underworld until dawn and he then once more travelled the skies.

Huitzilopochtli’s rival as the most important Aztec god was Tezcatlipoca but at his city of Tenochtitlán the god was supreme. The focal point of worship to Huitzilopochtli was at the Aztec capital where he had a wooden statue and shrine alongside that of Tláloc atop the Temple Mayor pyramid or Hueteocalli. The god’s temple was on the south side and marked the winter solstice and dry season - the traditional time of war - and the steps leading to Huitzilopochtli’s temple were painted bright red to symbolise blood and war.


Mixcoac Archaeological Site

Ver todas las fotos

In southwest Mexico City , ancient ruins that once sat on the edge of Lake Texcoco now share space with an elevated road. The Mixcoac archaeological site holds the remains of a temple and ceremonial square along with a museum that tells the story of this place over many centuries.

The settlement dates back to the Teotihuacan period (circa 400-600), but the ruins that remain on the site are younger, dating to the time when the area was occupied by the Aztecs (900-1521). The most prominent building remaining at the site is a pyramid-shaped temple that was dedicated to Mixcóatl, a deity associated with hunting and the heavens. Mixcoac, the name of the site, roughly translates to “place of the cloud snake” in Náhuatl.

Historians have been studying the temple at Mixcoac since the early 20th century. It was rediscovered in 1916, when the historian Francisco Fernández del Castillo identified the site on a map made in 1550. Initially, the site was closed to the public in order to protect the historical artifacts that it contained.

In the early 1960s, when the city built the Anillo Periférico, or ring road, it came very close to part of the Mixcoac site. The archaeologist Roberto Gallegos Ruiz, who has led recent restoration efforts, helped ensure that construction of the road would have minimal impact on the ruins.

The Mixcoac site opened to the public in August 2019, and is operated by the National Institute of Anthropology and History (INAH). At the western edge of the site is the entrance to one of its interpretative halls, located beneath the Anillo Periférico. The hall showcases an Aztec adobe construction and vibrates when heavier vehicles pass above. A second hall displays artifacts found in Mixcoac and the surrounding area, some of which were uncovered during the excavations of Mexico City’s subway lines 7 and 12.


Ver el vídeo: MIXCOATL KEI u0026 MADOKA u0026 HIROKI u0026 CHUN 舞頼派B-TRIBE TV